Todos los sectores relacionados con la edificación consolidan su recuperación y registran una positiva evolución

La edificación residencial en España acumula cuatro años de crecimiento y los visados de obra nueva aumentan un 26,2% en 2017

Las exportaciones de productos de construcción aumentan un 4% en los siete primeros meses de 2018

El sector de la iluminación creció un 5,8% en 2017, con una facturación de 1.441 millones

Todos los sectores relacionados con la edificación han consolidado su recuperación tras los años de crisis económica y registran una positiva evolución. Entre los principales datos del sector destacan los de visados de dirección de obra aportados por los Colegios Oficiales de Arquitectos Técnicos, que indican que en 2017 se expidieron visados de dirección de obra para 109.047 viviendas, la mayor cifra desde 2011.

 

De esta manera, la edificación residencial, medida en número de viviendas, acumula cuatro ejercicios consecutivos de incremento. La evolución muestra un aumento de la obra nueva con 80.786 viviendas, casi 16.748 viviendas más que en 2016, según recoge el Informe sobre el Sector de la Construcción 2017, del Observatorio Industrial de la Construcción. En este contexto, la sostenibilidad, la tecnología y la innovación se configuran como los grandes ejes vertebradores del futuro del sector, como podrá comprobarse en la convocatoria ePower&Building, que aglutinará los salones de IFEMA relacionados con el mundo de la edificación: CONSTRUTEC, BIMEXPO, ARCHISTONE, VETECO y MATELEC. Y que, en las mismas fechas, volverán a coincidir con MATELEC INDUSTRY.

 

Las tasas interanuales recogidas en el informe del Observatorio Industrial de la Construcción -impulsado por la Fundación Laboral de la Construcción, la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), CCOO de Construcción y Servicios y la Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores (UGT-FICA)- ponen de manifiesto la buena evolución del sector. El total de visados experimentó una subida del 18,4% durante el año 2017. Por tipología de obra, el aumento en Obra Nueva fue del 26,2%, mientras que la de Ampliación y reforma se incrementó solamente un 0,6%. Las certificaciones de fin de obra alcanzaron las 54.610 viviendas, un 36,1% más que durante el año 2016. “Los datos son positivos, pero se deben tomar con precaución. Si se toma como referencia el histórico de los últimos años, se aprecia que los niveles actuales de visados de vivienda de obra nueva tienen un margen muy amplio de recuperación”, apunta el estudio. La tónica ha continuado positivamente en los dos primeros meses de 2018, con un incremento de visados totales hasta finales de febrero del 14,7% y en obra nueva del 17,4%.

 

ePower&Building 2018 acogerá también la presentación del Libro Blanco de la Edificación. El sector y los medios de comunicación tendrán la oportunidad de conocer de primera mano y recibir ejemplares del Libro en una jornada que tendrá lugar el 15 de noviembre, en el marco de la feria ePower&Building, y que se desarrollará en el CONSTRUTEC FORUM (Pabellón 8-Stand 8F46).

 

.Desigual recuperación

 

El Observatorio Industrial de la Construcción explica que el peso de la Industria de la Construcción en la economía española ha disminuido a lo largo de los años de la crisis, pasando en términos de valor añadido bruto del 10,1% en 2007 al actual 5,2%. El análisis junto al del resto de indicadores de actividad del sector apunta a una lenta recuperación que se está produciendo de manera desigual para las diferentes actividades de la Industria de la Construcción y en los diferentes territorios. El estudio evolutivo de los indicadores del sector refleja que, aunque el sector se va recuperando de la crisis acaecida en los últimos años, la actividad y la estructura laboral del mismo están muy lejos de lo que fueron en los años previos a la crisis. Y afirma que “la recuperación, para ser sólida, debe ir asentándose sobre valores estables y sostenibles que eviten una nueva situación precaria para el sector”.

 

Las conclusiones del estudio indican que “considerando el contexto actual del sector de la construcción en la inversión en Innovación y la adopción de tecnologías digitales, y sin obviar que la falta de talento digital puede impedir una adecuada transición del sector hacía metodologías de trabajo innovadoras, colaborativas y de alto valor añadido, es necesario el fomento de políticas activas de formación que promuevan y faciliten la adquisición de competencias digitales de los trabajadores y empresas del sector”.

 

Para ello, “resulta imprescindible establecer una planificación estratégica de la formación indispensable que está siendo requerida por el mercado de trabajo y que se vislumbra como decisiva a corto plazo, junto con medidas de sensibilización sobre la necesidad de cambio y de fomento de la cultura digital e innovadora”.

 

.Exportaciones

 

Las exportaciones también dan señales positivas en el sector. Los Fabricantes de Productos de Construcción exportaron en los siete primeros meses de 2018 materiales por valor de 14.870 millones de euros, un 4% más que en el mismo periodo de 2017 y un 13,9% más que en el de 2016, con un saldo comercial de 3.724 millones de euros. Estas cifras representan el 8,8% de la exportación total de la economía española. Así lo refleja el último informe de coyuntura económica de la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción, CEPCO. Por su parte, la producción de hormigón creció en 2017 un 15,9% con respecto al ejercicio anterior.

 

El informe de CEPCO también refleja que la compra-venta de vivienda nueva ha alcanzado las 54.000 unidades en los primeros siete meses del año, un 12% más que en el mismo período del año anterior. Y que las viviendas iniciadas en los cinco primeros meses del año superan las 40.000, unas 8.000 más que en el mismo periodo del año pasado.

 

El estudio de CEPCO también aporta información sobre el consumo de cemento por destinos finales y pone de manifiesto que el correspondiente a edificación continúa con el proceso de recuperación iniciado a mediados de 2015. En el primer trimestre de 2018 ha aumentado de forma significativa gracias, fundamentalmente, al crecimiento de la edificación residencial que (en términos de año móvil y primer trimestre de 2018) registra un crecimiento del 22%, superando en volumen la cifra de 3 millones de toneladas, 550.000 toneladas más que en el período equivalente del año anterior.

 

La edificación no residencial ha mantenido también una evolución positiva pero no tan intensa como de la vivienda, con un crecimiento entre ambos períodos del 12% que le ha permitido alcanzar los 2,2 millones de toneladas de cemento consumidas.

 

.Piedra natural para la arquitectura y edificación

 

El sector de la piedra natural es de gran importancia para las zonas productoras, ejerciendo de arrastre y de motor económico de regiones como Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Galicia o Castilla y León, entre otras. Según pone de manifiesto el último informe sectorial del Clúster Piedra, dentro del ámbito nacional, la piedra natural es un sector económico tradicional y maduro que está viviendo una etapa de transformación debido al cambio del panorama económico internacional.

 

El aumento de la competencia de nuevos países, así como la aparición de productos nuevos, muy competitivos, ha llevado al sector español de la piedra natural a cambiar su estrategia de crecimiento en los últimos años, basándose en actuaciones de diferenciación a través de una fuerte inversión en internacionalización y en I+D+i, tratando de situarse en una posición de liderazgo, tanto en el proceso de extracción y elaboración, como en la posterior comercialización y marketing del producto.

 

Los datos muestran que España exporta gran parte de la piedra natural en bruto, un 39%, frente al producto elaborado, un 61%. Según el Clúster, el sector de la piedra natural ha de ser más competitivo a este respecto, donde la industria auxiliar está altamente cualificada para llevar a cabo esta tarea, cuyo fomento crearía un mayor tejido empresarial y se podría exportar los productos con un alto valor añadido. En este contexto, ARCHISTONE se centrará en soluciones con piedra natural para la Arquitectura y Edificación.

 

. El sector de la envolvente consolida su recuperación

 

La envolvente de un edificio y los elementos que la componen –fachadas, ventanas, persianas, toldos, vidrio, etc.- conforman un sector con identidad propia dentro del mundo de la edificación, con un aporte imprescindible dentro de lo que será el nuevo marco que ofrecerán los edificios de consumo casi nulo. La envolvente nos aísla del ruido y condiciones climatológicas externas, nos permite graduar la intensidad de la luz solar y el aporte calorífico del que queremos disfrutar; y nos ofrece un entorno seguro y confortable en el que vivir.

 

El mercado español de la ventana, protección solar y elementos para envolvente ha pasado años difíciles durante la última década. La tendencia al alza de los últimos dos años y la progresiva industrialización y digitalización de estos sectores permiten, sin embargo, ser optimistas ante el futuro. Según datos extraídos de la Encuesta Anual de Productos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2007 se fabricaron en España 20 millones y medio de unidades de carpintería, incluyendo aquí ventanas, marcos, contraventanas, puertas, umbrales, etc., tanto metálicas, como plásticas o de madera. Esta cifra cayó drásticamente un 41% en 2011, descenso que fue continuado hasta 2014, partir del cual se observó una incipiente recuperación. También la evolución de las exportaciones e importaciones de productos de carpintería de madera, metálica y plástica es un reflejo de la situación por la que ha atravesado el sector español de la ventana y la envolvente.

 

Según datos de ICEX, en 2007 España exportó por un valor de 290.412 miles de euros, mientras que el de las importaciones fue de 534.555. En 2010 este balance se fue equilibrando, exportando por valor de 233.441 miles de euros e importando por 269.369. A partir de este momento se produce un vuelco en la tendencia, y en 2011 España exportó más productos de carpintería que los que importó, 243.457 por 208.258; esta corriente se ha mantenido hasta 2016, con 383.013 miles de euros en exportaciones y 281.472 en importaciones.

 

En lo que respecta a los países a los que España exportó más productos de carpintería metálica, plástica y de madera en 2016, encabeza la lista Francia, con 116,61 millones de euros, seguida de Portugal, con 36,32. En tercera y cuarta posición se encuentran Reino Unido (25,37) y Marruecos (22,29). En sentido contrario, Alemania es el país del que España más importa en este sector (62,86 millones de euros), seguido de Francia (59,36), Italia (44,27) y Portugal (23,48). China ocupa la quinta posición de este ránking, con 21,75 millones de euros.

 

Como cualquier otro sector económico, el de la envolvente se enfrenta a nuevos y diferentes retos e innovaciones, muchos de ellos derivados de la evolución de la edificación y de la incorporación de nuevos materiales, así como de la llegada de los conceptos de la fabricación 4.0 también al mundo de la construcción. La combinación de nuevos materiales con otros tradicionales será cada vez más habitual en perfilerías para ventanas, a medida que se puedan desarrollar de una manera competitiva. También ha existido una gran evolución en el mundo de los vidrios, sobre todo con el uso de las capas, que permiten aumentar sus prestaciones.

 

Asimismo, también la gestión y elementos de protección solar cobran cada vez más protagonismo en la envolvente arquitectónica, con elementos de gestión dinámica del control solar que permiten que la fachada reaccione automáticamente a las condiciones climáticas del momento. Estas acciones repercuten positivamente en el ahorro y eficiencia energética de las viviendas y edificios, así como permiten elevar la seguridad en los mismos.

 

En opinión de Pablo Martín, director de Asefave, Asociación Española de Fabricantes de Ventanas y Fachadas Ligeras, “el sector está acostumbrado a ofrecer unas determinadas prestaciones, cada vez más exigentes, a través de sus productos. El reto es adecuarse a las nuevas exigencias reglamentarias en las que el aspecto global del confort del usuario, la contribución a la sostenibilidad, y el menor impacto en residuos serán los futuros motores de la innovación. Se necesitarán productos que contribuyan de manera positiva en la salud y el bienestar de las personas (eliminación de bacterias), en el medio ambiente (materiales fotocatalíticos), con escaso mantenimiento y máximo nivel de reciclabilidad. El sector también se ha de subir al carro de la industria 4.0, buena parte de los desarrollos previstos se basan en un mayor uso de la digitalización, a los que habrá que ver cómo se incorpora la impresión 3D y la participación del usuario final en el diseño de los productos de manera que se pueda pasar de una producción en serie a una personalización producto a producto”.

 

La positiva recuperación del sector y los desafíos a los que se debe enfrentar serán claramente perceptibles en Veteco 2018, del 13 al 16 de noviembre, en Ifema.

 

.Positivo avance del sector de la iluminación

 

El sector de la iluminación en España –incluido el mercado doméstico y exportaciones- creció un 5,8% en 2017, con una facturación de 1.441 millones, según los datos aportados por la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación, ANFALUM, en su última Asamblea General ordinaria. En el mercado exclusivamente nacional el crecimiento del sector es aún mayor al alcanzar los 953 millones, un 6,1% más que el año anterior. Por su parte, la exportación, que supone un 34% de la facturación total, aumentó un 5,2%, siendo una de las principales apuestas de las empresas de iluminación españolas. ANFALUM volverá a tener una destacada presencia en la próxima edición del Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica, MATELEC.

 

Durante la asamblea, Pilar Vázquez, Presidenta de la Asociación, recordó que las nuevas cifras suponen un hito en el sector. Subrayó también la necesidad de exigir una iluminación de calidad en las carreteras españolas, dando un avance del nuevo informe de la AEC, Asociación Española de la Carretera, que examina el estado del equipamiento y especialmente de la iluminación de las carreteras españolas, y recuerda que “el 90% de la iluminación actual es inadecuada.” ANFALUM hace hincapié desde hace años en pedir a las administraciones una mayor inversión en el alumbrado de las carreteras y en la transición a la tecnología LED pues una iluminación deficiente en carreteras sigue traduciéndose en un aumento de la siniestralidad.

 

Las positivas cifras del sector están dinamizando el negocio de las empresas, como se podrá comprobar en MATELEC, el Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica. Un certamen que se ha convertido en el evento comercial de referencia del sur de Europa para el sector eléctrico, electrónico y de telecomunicaciones.

 

.El mejor escenario de la sostenibilidad

 

ePower&Building 2018 será también el mejor espacio para comprobar la importancia de la sostenibilidad en la edificación, después de la aprobación por parte del gobierno del real decreto-ley de medidas urgentes para la Transición Energética. La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España, FENIE, considera que el real decreto-ley de medidas urgentes para la Transición Energética genera un nuevo escenario mucho más propenso para el desarrollo de la generación distribuida, la movilidad eléctrica y la eficiencia energética en general. 

 

Las medidas aprobadas por el Ministerio para la Transición Ecológica apuestan por un modelo energético cuyo pilar principal es la generación eléctrica a partir de fuentes de energía renovables y en el que hace partícipe al consumidor, tanto en el nuevo modelo de generación distribuida a partir de autoconsumo como en la movilidad eléctrica, eliminando la figura del gestor de cargas y, de esta forma, permitiendo al consumidor participar en la venta/cesión de la energía destinada a la recarga del vehículo eléctrico.  

 

Desde FENIE se valora muy positivamente que, además de promover la integración de las renovables, este impulso venga acompañado de la exigencia de los cumplimientos en materia de seguridad industrial tanto de las instalaciones de autoconsumo como de la infraestructura de recarga mediante el desarrollo de registros para ambos tipos de instalaciones. 

 

Según indican, es muy importante que desde las Administraciones correspondientes se exija la presentación de los certificados eléctricos de este tipo de instalaciones para que este nuevo escenario optimista se desarrolle manteniendo los criterios de seguridad industrial y, de esta forma, evitar que se produzcan futuros accidentes derivados de una mala ejecución de las instalaciones. 

 

Desde FENIE se lleva trabajando tiempo junto con las asociaciones en planes de formación específicos de autoconsumo y vehículo eléctrico. El colectivo de empresas de FENIE está preparado para asumir el papel relevante que el Ministerio de Transición Ecológica le ha otorgado. En MATELEC podrán conocerse de primera mano los principales retos del sector.